El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, se presentó en los tribunales federales de Comodoro Py por la causa en la que se le imputa haber recibido dinero por parte de un operador de la empresa brasileña Odebrecht, involucrada en casos de corrupción.

Arribas no declaró ante el juez Ariel Lijo, pese a que dijo que se ponía a disposición de la Justicia, y comunicó que posteriormente enviaría a su abobado Alejandro Pérez Chada para que tramite un descargo por escrito.

"Todo se va a aclarar en la Justicia. Todo lo que tenga que presentar lo presentaré en el expediente judicial. En los próximos días presentaré un escrito ante la Justicia", manifestó Arribas ante la prensa al retirarse de tribunales. "He sido claro ayer cuando presenté documentos del banco, la única transferencia que reconozco es la de 70 mil dolares", añadió el jefe de los espías.

Arribas está acusado de recibir en su cuenta de Suiza unos 600 mil dólares, aunque él asegura que solo realizó una operación por 70 mil billetes de esa moneda, correspondiente a la venta de un inmueble. El funcionario mantuvo un encuentro a puertas cerradas con Lijo, en el que le dijo que estaba a disposición, aunque finalmente no hizo descargo alguno.

LEER MÁS: Brasil confirma que tiene pruebas de coimas de Odebrecht a Arribas

Arribas pidió acceso al expediente, en el que solo consta por ahora la denuncia de la diputada nacional Elisa Carrió y la imputación hecha por el fiscal Federico Delgado en el que solicitó medidas de prueba.

Según la denuncia publicada por el diario La Nación, Arribas recibió casi 600 mil dólares en una serie de transferencias en una cuenta suya en Suiza desde una empresa controlada por la brasilera Odebrecht. El pago efectuado mediante cinco transferencias fueron por casi 600 mil dólares y hechas en septiembre de 2013, cuando Arribas era representante de jugadores y no era funcionario.

En esta nota