El gerente de Prevención, Protección y Seguridad de Intercargo fue arrestado esta semana por su rol como militar durante la dictadura. Pedro Eduardo Giromini ingresó a la compañía estatal el año pasado de la mano de Mario Dell’Acqua, quien ahora es el presidente ejecutivo de Aerolíneas Argentinas, por lo que tuvo un fuerte apoyo institucional.

El lunes Giromini fue detenido junto a otros cuatro integrantes de la Armada por el juez federal de Bahía Blanca Walter López da Silva debido a crímenes de lesa humanidad.

Desde Intercargo habían defendido su designación por su "idoneidad, experiencia y sólidos conocimientos profesionales" cuando Página/12 reveló su designación en 2016.

LEER MÁS: Aerolíneas admitió que la competencia con las low cost "será muy dura"

En 1976 tuvo un rol activo en la Marina, al punto de estar imputado por secuestros, tortura, asesinato y desaparición de de seis personas. “La imputación se hizo el año pasado a partir de las investigaciones que continuamos realizando en Bahía Blanca con la enorme cantidad de datos que surgieron en el primer juicio de la Armada de esta jurisdicción que concluyó a fines de 2015”, explicó al matutino el fiscal José Nebbia, quien había pedido el arresto.

También quedaron detenidos Rodolfo Carmelo Francisco Luchetta, Mario Jose Bilesio, Heberto José Rubattino y Luis Oscar Conti.

En esta nota