El presidente del Grupo Arcor, Luis Pagani, pidió que la Argentina que "tenemos que integrarnos al mundo" porque "hay muchos sectores que no son competitivos en la Argentina".

"La integración tiene que ser inteligente, no creo que tengamos que cerrarnos ni tampoco proteger una industria que me vende a un 40% más caro que en otros países", esgrimió el empresario.

LEER MÁS: La industria y la construcción se volvieron a hundir en agosto

En ese sentido advirtió que "no hay que hacer una apertura apresurada" de la economía y puntualizó que "preparase quiere decir que primero hay que tener infraestructura, avance en el sector energético, y todo lo necesario para poder salir a nuestros puertos".

"Tenemos que hacer una integración inteligente porque cuando salgó de la fábrica pierdo toda mi producción", se explayó. A su vez, reclamó correcciones tributarias y cambios en el sistema financiero para lograr mejoras para las empresas en el costo del acceso al capital.

En la 37 Convención del IAEF, empresarios insistieron en que la Argentina debe realizar cambios estructurales para mejorar la competitividad y avanzar en acuerdos comerciales que integren a la economía del país al mundo.

"Resta avanzar en una cuestión clave y básicas que es nuestra enfermedad y que para mí es la falta de competividad de la economía argentina", resaltó Gustavo Grobocopatel, presidente del Grupo Los Grobo. El empresario afirmó que "la competitividad no es un concepto económico, la falta de competitividad genera pobreza" y subrayó que "no hemos discutido como generar riqueza y futuro".

No obstante se mostró esperanzando respecto a los próximos años al sostener que "si los cambios estructurales pasan a ser transformaciones, es posible que Argentina dé vuelta la hoja". Grobocopatel junto a Pagani y a la presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isea Constantini, formaron parte de un panel que disertó sobre "La Visión Empresaria" que se desarrolla en Córdoba.

En esta nota