Hace un año, Laura Alonso salió a defender insólitamente tener sociedades offshore en el exterior.

Lo hizo para justificar al presidente Mauricio Macri. La militante macrista fue puesta por él en la Oficina Anticorrupción, sólo dedicada a combatir la corrupción pre 2015.

"Acá está lo que leen pero no citan: constituir sociedad en paraíso fiscal no es delito en sí mismo, señores", afirmó en 2016. Y recibió fuertes repudios por su defensa al presidente. Hoy otro caso toca de lleno al Gobierno con Luis Caputo.

Embed

Embed