El ministro de Energía, Juan José Aranguren, vaciará el call center para atender los reclamos por cortes de luz en verano y se esperan 400 despidos en esa cartera.

Es porque según el ministro se dará de baja la "emergencia eléctrica" declarada en diciembre de 2015 apenas asumió su cargo. La medida vence en diciembre de este año y Aranguren no la renovará, según confirmaron fuentes del ministerio a El Destape.

Embed

Como consecuencia de la no renovación de la "emergencia eléctrica" el ministro considera que debe vaciarse el call center que en un principio funcionó en La Matanza apenas asumió Mauricio Macri pero finalmente se pasó a la sede de Paseo Colón de la Ciudad.

En ese call center se atienden los llamados de reclamos de las personas que sufrieron cortes de luz en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia. Fue creado porque el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad) no daba abasto. "Tomaba los llamados, hacíamos contención psicológica de las víctimas de los cortes y lo derivábamos para que se ocupara el ENRE", contó a El Destape un ex empleado de ese call center.

Además, allí funciona el centro donde se reclama la tarifa social de luz y gas por el fuerte aumento de los servicios y se le daba asistencia para quienes reclamaban por los electrodependientes. Según otra fuente del ministerio, estas últimas dos funciones del call center ya no las cumplirá Energía sino que pasarían al Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley.

En el call center trabajan 208 personas que se quedarán en la calle. Son parte del plan de ajuste que prepara el Gobierno en el Estado para el verano. Para el Gobierno no serán despidos sino "desvinculaciones" o "finalizaciones de contratos", ya que no son plantas permanentes y están contratados.

Energía se irá reduciendo aún más por orden del Ministerio de Modernización, bajo su plan "Dotación Óptima", que recomendó despedir allí a 400 personas. Este plan de la cartera de Andrés Ibarra consta de proponer con cuánta gente debe contar cada ministerio.

El encargado de hacer el recorte en Energía será Marcelo Blanco, subsecretario de Coordinación Administrativa que llegó al cargo hace tres meses. Reemplazó a quien realizó esa misma tarea en el primer ajuste en el Estado: Sebastián Scheimberg

Blanco es el ex titular de Nación Fideicomisos y ex presidente del Deutsche Bank. Hombre cercano al ministro de Finanzas Luis Caputo, hoy junto a Aranguren salpicados por los Paradise Papers.

Dentro del ministerio afirman que a Blanco, para llevar a cabo esta tarea de vaciamiento y recorte, se lo escucha repetir: "Mi especialidad es ver dónde sobra gente. Acá una persona bien capacitada puede hacer el trabajo de tres".

Por su parte, el gremio estatal ATE se declaró este jueves en estado de alerta y asamblea. Por este tema, Aranguren recibirá a una delegación gremial el miércoles 29 de noviembre a las 9 de la mañana.