El ministro de Energía, Juan José Aranguren, adelantó que las tarifas del gas y la electricidad aumentarán entre noviembre y diciembre. Sin embargo, aclaró que la suba sería inferior a las aplicadas entre 2016 y el primer semestre de este año. Aseguró que continuarán los cortes de luz ante picos de consumo.

"Hacia fin de año se hará una revisión tarifaria (de los servicios de luz y gas) y todo va a depender de cuál sea el costo de la energía y el valor del tipo de cambio para definir cuál es la magnitud (de la suba tarifaria)", dijo Aranguren.

El funcionario habló con la prensa al terminar su exposición ante unos 250 empresarios en el Consejo de las Américas. "Quiero ratificar que esa magnitud (del eventual nuevo incremento tarifario) está muy por debajo de lo que ya se ha hecho porque la parte más difícil de lo que es la readecuación del cuadro tarifario la hemos concretado en los últimos meses", dijo.

Al ser consultado sobre si el ajuste podría darse ante de las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo, el funcionario dijo que "no hay previsto nada a octubre, todo lo que está indicado en las audiencias es que se estuvo hablando siempre de noviembre y diciembre".

LEER MÁS: "Patas de monstruo", el insólito pedido de Aranguren para ahorrar energía

Aranguren dijo que el éxito estará dado en el futuro, cuando ya nadie necesite recurrir a un subsidio para la tarifa energética. Precisó que en la actualidad, 4,3 millones de personas reciben un subsidio en electricidad, 2,1 millones en gas natural y casi 3 millones en gas licuado de petróleo. "El objetivo no es solo recomponer tarifas, sino también reducir los costos de producción de combustibles y gas en la Argentina", apuntó Aranguren.

El ministro dijo que "va a seguir habiendo cortes" en el suministro de luz, pero destacó que esta problemática "ya ha disminuido de manera muy relevante" en los últimos meses. "No son promesas o relatos: lo hemos visto en el último verano. Y estamos comprometidos en que los cortes van a disminuir aún más durante el próximo verano", expresó el funcionario.

Al hablar del próximo ajuste de tarifas, Aranguren insistió con que "la tarea más difícil ya fue hecha, que ha sido el impacto que tuvo el incremento tarifario el año pasado y a principios de 2017". "Lo que queda para adelante es ir continuando con la normalización pero va a tener un impacto en el bolsillo de la gente muy inferior a lo que ya se ha visto reflejado", aseguró Aranguren.

En esta nota