En medio de la búsqueda del joven Santiago Maldonado fue desplazado el jefe del Escuadrón de Gendarmería de la localidad de José de San Martín, que había sido allanado en las últimas horas, publicó el diario chubutense Jornada.

Según el periódico, el jefe del Escuadrón 37 de Gendarmería, comandante David Balmaceda, ya dejó su cargo y no se informaron las causas de la decisión.

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, había allanado la semana pasada el Escuadrón 37 de Gendarmería Nacional en la localidad chubutense de José de San Martín, en el marco de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado.

Junto a personal de la división científica de la Policía Federal y perros rastreadores, se levantaron allí huellas dactilares y manchas en camionetas para definir si corresponden o no a rastros hemáticos.

Al iniciarse la causa, se habían allanado también las dependencias 35 de Esquel y 36 de El Bolsón de esa fuerza de seguridad federal. En ese último se secuestró una soga que estaba en un vehículo Unimog, se levantaron cabellos y se obtuvo rastros en una mancha que podría ser o no de sangre, según trascendió.

El juez Otranto encabezó este miércoles junto al fiscal Oscar Oro un operativo en la comunidad mapuche Pu Lof, en el departamento chubutense de Cushamen, donde fue visto por última vez Maldonado, y se encontró allí un collar que pertenecería al joven.

Además, Interpol se sumó a la búsqueda, emitió un alerta amarilla, lo sumó a su lista de personas perdidas y colabora con el procedimientos por "fuera" de la Argentina.

El procedimiento se llevó a cabo en el paraje Leleque, ubicado en el cruce del camino a El Maitén y el kilómetro 1848 de la Ruta 40: se trató de la primera vez que el juez federal ingresa al predio donde está instalada la comunidad mapuche y en donde se vio por última vez al joven artesano de 28 años.