Autopistas del Sol S.A., concesionaria de la Panamericana, informó ante la CNV que Sideco se retiraba de la sociedad y vendía sus aciones a Natal. La transacción ocurre después de dos fuertes aumentos en los peajes, en 2016 y 2017, y que la firma decidiera repartir más de 360 millones de pesos de ganancias.

LEE MÁS "Después de subir el peaje, el grupo Macri vende las acciones de la empresa a cargo de la Panamericana"

El negocio que significó para el grupo Socma la venta de su participación en Ausol S.A. en estos días se dio por partida doble: a la venta por un monto estimado de $550 millones del 7% de las acciones de la empresa concesionaria de la autopista se le suman los $25,2 millones en dividendos que cobró por ser parte de la firma.

Así lo informó a la Comisión Nacional de Valores el pasado 20 de abril. "De común acuerdo y por unanimidad de votos computables, se resolvió proceder a la desafectación del monto total de la Reserva Facultativa (que ascienden a $ 69.081.974) y que dicho monto forme parte del monto total de los Resultados Acumulados (que ascienden a $ 291.302.034), destinando en consecuencia la suma total de $ 360.384.008 al pago de dividendos en efectivo", establecieron en el punto 3 de la nota enviada al organismo regulador.

Como Sideco tenía el 7% del capital accionario de Autopistas del Sol, le correspondieron $25.226.880,56 de esos dividendos.

El reparto de los fondos se realizó el 5 de mayo. Dos semanas después, en otra nota, Ausol S.A. informaba la venta de las casi 6,2 millones de acciones de Sideco a Natal, otra de las firmas socias en la concesionaria de la Panamericana. La acción de Ausol cotiza a 89 pesos en la Bolsa de Buenos Aires, por lo que la transacción rondó los 550 millones de pesos.

Embed

Tanto el resultado positivo de la compañía como el crecimiento del valor de las acciones se debieron a una medida tomada por este Gobierno: el aumento de peaje. Entre fines de 2015 y 2017, la tarifa de hora pico pasó de 20 a 50 pesos para los autos, con un incremento acumulado del 150%.

La concesionaria de la Panamericana recibió ese beneficio pese a los resultados positivos que acarreaba. En 2015, informó un beneficio neto de 75 millones de pesos, de los cuales $6 millones los destinó a la reserva legal.

LEE MÁS

Embed