La CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores convocaron a un paro nacional para el 30 de marzo. "Ante las dudas del triunvirato" de la CGT, las dos centrales de trabajadores decidieron avanzar en la convocatoria a una medida de fuerza.

La huelga "abarcará una agenda de reclamos que se vienen manifestando con fuerza hace ya varios meses: ola de despidos y suspensiones en todos los sectores, tarifazos, inflación, situación de los jubilados, deterioro de las economías regionales, situación de las Pymes producto de la apertura indiscriminada de importaciones, entre otros", informaron.

Las centrales realizaron un encuentro en el Plenario Nacional de Secretarios Generales y Delegados en el Polideportivo de la Universidad Tecnológica de Avellaneda, encabezado por los dirigentes de ambas CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky.

Durante el encuentro, Yasky advirtió que avanzan en la unidad de las dos CTA "convencidos de que hay que estar ahí donde está nuestro pueblo". Además, no descartó que el Gobierno genere "situaciones de represión" en el marco de la intensificación de las protestas sociales.

LEER MÁS: Comenzó el paro docente bonaerense por otras 24 horas

Respecto a la posibilidad de unificar la fecha del paro con la central sindical, aclaró: "Tenemos un mandato de elasticidad acotado para que esa convocatoria sea en un plazo inminente, no más allá de la primer semana de abril".

En ese marco, precisó que los "principales reclamos" son: "aumento salarial que surja de paritaria libre, aumento de emergencia para los jubilados, la convocatoria inmediata al Consejo del Salario, y la sanción de una norma que ponga fin a los despidos y que garantice que los trabajadores que hoy están suspendidos van a ser reintegrados a sus tareas de inmediato".

"El 30 de marzo haremos un paro con movilización a Plaza de Mayo. También se votó, por unanimidad, participar el 22 de marzo de la marcha por la educación a Plaza de Mayo para exigir fondos para la educación y la paritaria nacional", sentenció.

En esta nota