Ante la Justicia Civil, Francesco “Franco” Macri asumió la responsabilidad por los manejos de Fleg Trading, la offshore por la que se investiga la evasión de U$S 9 millones. el fallo no es vinculante con las causas penales que tiene el titular del Ejecutivo.

El padre del Presidente logró que el juez Andrés Fraga falle que Mauricio Macri "no fue socio ni accionista" y que "no percibió dividendos ni ningún tipo de utilidades ni ganancias" por la compañía bahameña que le generó fama mundial cuando se publicaron los Panamá Papers.

El jefe de Estado “sólo aceptó el cargo de director para el que fue designado por Francisco Macri, al solo y único efecto de designar un reemplazante y renunciar”, reza la decisión judicial que reveló La Nación.

LEER MÁS: Panamá Papers: la Cámara cerró la causa de lavado contra Macri

La estrategia de la familia Macri no es vinculante con la investigación penal en la que se investiga si el ahora mandatario lavó U$S 9 millones u omitió declararlos.

El juez federal Sebastián Casanello no encontró pruebas suficientes y se declaró incompetente y pidió escindir el expediente en dos: entregarle al fuero Penal Económico el análisis de la posible evasión a la AFIP y al fuero Penal ordinario el lavado. Esto fue apelado por el fiscal federal Federico Delgado, pero fue confirmado por la Cámara Federal de Apelaciones.

Fleg Trading fue creada en Bahamas en marzo de 1998. Sus primeros directores fueron Francesco, Mauricio y Mariano Macri. En las guaridas fiscales las acciones se emiten al portador para evitar que se conozcan los verdaderos dueños. En la Justicia Comercial la presencia de offshores implica la presunción de ilegalidades, de acuerdo a la jurisprudencia argentina. Es la herramienta utilizada para el lavado de dinero y el tráfico de drogas y armas, según frondosos fallos y dictámenes.

LEER MÁS: Rotundo fallo judicial: confirman que las offshores son ilegales en la Argentina

En esta nota