El secretario general del Sindicato del Calzado, Agustín Amicone, reclamó al Gobierno "restablecer el poder de compra en el mercado interno". Exigió un aumento salarial de emergencia de $ 5.000 para todos los trabajadores y advirtió que si no se reactiva el consumo "no hay salida".

Los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Trabajo, Jorge Triaca, recibieron a una delegación del gremio para analizar la situación de esa industria que enfrenta masivos despidos y suspensiones.

LEER MÁS: Comenzó el paro docente bonaerense por otras 24 horas

En el encuentro, Amicone reclamó a los funcionarios tomar medidas urgentes para reactivar "el mercado interno y dinero en el bolsillo de la gente porque si no, no tenemos destino ni salida".

Los dos ministros recibieron por separado también a sindicalistas del gremio textil, metalúrgico, mecánico y ceramistas, para analizar las crisis productivas que enfrentan esos sectores.