Cerca de 750 mil personas se movilizaron en Barcelona, el sábado último, pidiendo la liberación de presos políticos. Es decir, ex funcionarios que formaban parte del gobierno de Cataluña y que fueron detenidos por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación.

LEER MÁS: Tenembaum cruzó a Majul y lo dejó sin palabras

"La movilización fue gigantesca. Si uno piensa en valores de la Argentina, sería una movilización de cerca de 4 millones de personas", expresó Pedro Brieger analizando en El Destape lo que ocurrió.

"Si uno se guiara por la prensa madrileña, esa movilización prácticamente no existió", señaló.

"Cataluña es otro mundo diferente visto desde Madrid, tratando de convencer a los españoles y al mundo de que son pocos los que quieren la independencia", agregó.

Embed

En esta nota