El Gobierno busca reformar el Código Procesal Penal y evitar que varios de sus funcionarios reciban una prisión preventiva en el futuro.

LEÉ MÁS: EE.UU. vive su propio "Día después de Mañana" con el "ciclón bomba"

Dentro de las claves del proyecto, se encuentra el de la aceleración de los tiempos de instrucción, el establecimiento de pautas claras de cuándo se puede entorpecer las causas o existe la posibilidad real de fuga.

Embed

Algunos de los que pueden festejar esta reforma son la vicepresidenta, Gabriela Michetti por su acuerdo con Quatar; Eduardo Amadeo, el diputado Luciano Laspina y el ex ministro Julio Martínez por las armas compradas a Estados Unidos; y el propio Mauricio Macri por Correo Argentino, junto con su padre.