La vicepresidenta Gabriela Michetti sumó un nuevo dolor de cabeza en la causa que investiga el origen de los fondos que le robaron de su casa el pasado 22 de noviembre, consistente en $245.000 y USD50.000 que se encontraban en distintas bolsas de cartón dentro de su habitación.

Tras haber solicitado a través de un escrito su sobreseimiento en la causa, el abogado denunciante, Leonardo Martínez Herrero, presentó una ampliación de la denuncia en donde intentó refutar lo expresado por los abogados de la vice al plantear una serie de contradicciones entre lo expuesto ante el Juzgado y lo expresado anteriormente en los medios de comunicación, como el origen de los $200.000 y la forma en que llegaron hasta su domicilio, al tiempo que resalta la falta de transparencia a la hora de manejar las donaciones, que finalmente no fueron ingresadas en las cuentas de la Fundación.

"Resulta sumamente contradictorio sostener que recaudó ese dinero en efectivo fuera del sistema bancario para abonar la cena que realizaría la Fundación y decir luego que iba a extender los recibos correspondientes y luego depositarlo en el banco", agrega en su presentación Herrero.


Además, Herrero rechaza el intento de Michetti por limitar la investigación al origen de los fondos y la intención de apartar a SUMA y sus irregularidades de la causa y solicita investigar en profundidad a los sponsors aportantes a la campaña presidencial de Mauricio Macri detallado por el programa El Destape la semana pasada.

Por último y tras el informe publicado por Economía Política el último domingo, Martínez Herrero solicitó investigar el vínculo entre el acusado de proxeneta pronto a ir a juicio oral, Morales Comini, y la fundación de la vicepresidenta, al haberse mostrado un audio en donde su ex asesora, Lidia Saya, se contacta con el hombre para sumarlo a los equipos de campaña del año 2013.

El escrito completo: