El Defensor del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Presidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), Alejandro Amor, disertó en la Audiencia Pública sobre la tarifa del servicio del gas, donde pidió que se establezca una tarifa social única y automática, exigió que el Estado proteja a los sectores más vulnerables y pidió que exista un régimen especial para las pymes y las entidades de bien público.

"Nosotros defendemos los principios establecidos en el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación: progresividad, proporcionalidad y razonabilidad. Si bien vemos progresividad en lo que se ha planteado, no encontramos la proporcionalidad ni la razonabilidad", afirmó el Defensor del Pueblo porteño.


Luego, reclamó que "el incremento tarifario esté atado a los incrementos paritarios, sobre todo de jubilados y pensionados, a quienes el Estado debe proteger".

Una de las propuestas que llevó a la audiencia pública la Defensoría del Pueblo porteña fue la implementación de una tarifa social única y automática, "porque no puede haber diferencia para el acceso al agua, el gas y la luz, porque quien es vulnerable para acceder a un servicio también lo es para acceder a los otros", explicó Amor.