Los delegados sindicales de ATE que participaron de la toma del Ministerio de Educación fueron amenazados de muerte. A través de un mensaje dejado en una oficina del tercer piso del Palacio Pizzurno, les dijeron "camporistas de mierda, desestabilizadores" y prometieron represalias.

Los mensajes intimidatorios fueron difundidos por el propio gremio, impulsor de las protestas tras el anuncio de 3 mil despidos en la cartera que conduce Esteban Bullrich.

Según la denuncia de los gremialistas, "la amenaza fue impresa en computadora, abrochada junto a una foto de varios de los delegados y dejada en carpetas de cartón oficiales con el logotipo del Ministerio, material al que muy pocos tienen acceso". ATE recordó que aun existe una fuerte presencia policial en el recinto, luego de la represión del último lunes.

Embed

Las imágenes de los delegados fueron extraídas de las cuentas en redes sociales de los empleados, quienes definieron el hecho como "una clara muestra de hostigamiento psicológico y persecución política hacia los delegados de ATE".

El secretario general de ATE en Educación, Rodrigo Recalde, señaló que "no van a amedrentarnos, vamos a seguir peleando por la renovación de los contratos, la continuidad de la formación docente y la calidad de la educación pública".