Insólito episodio se vivió en una reunión de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados. El oficialista Eduardo Amadeo fue escrachado cuando espiaba detrás de una puerta el debate que se daba para emitir un dictamen de comisión de un proyecto de ley en favor de personas que padecen fibromialgia, una afección crónica, caracterizada por un dolor muscular y esquelético generalizado.

Los afectados y asociaciones que luchan contra esta enfermedad salieron de la sala y lo increparon a Amadeo y lo acusaron de irse de la reunión para no dar quórum y así boicotear el despacho de comisión.

En un clima hostil, Amadeo explicó que su ausencia se debió a que está sobrecargado de trabajo. "Tengo tres comisiones más, con temas tan importantes como este. Estamos con la ley de responsabilidad penal empresaria, la comisión de población y desarrollo humano y la de presupuesto", marcó. "Nosotros giramos, pero firmamos. Vengo a firmar", apuntó.

Embed

LEER MÁS: Lombardi salió a respaldar a Clarín por su posición en el mercado

El reclamo de las mujeres que se pusieron delante del diputado es que no estaba ahí para escuchar los testimonios. "Esta es la tercer reunión, en las otras dos yo estuve y escuché todo", sumó Amadeo.

No es la primera vez que Amadeo es acusado de pararse de debates de comisión e irse para mellar las discusiones de los proyectos. La primera vez fue en junio, cuando se abordó la situación de las pensiones no contributivas.

Obtuvo dictamen la Ley de Fibromialgia en la Comisión de Salud

Con la firma de diputados y diputadas de todos los bloques, obtuvo dictamen el proyecto de Ley de Fibromialgia en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados de la Nación, presidida por Carolina Gaillard. Ahora el proyecto tiene giro a la Comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por Luciano Laspina (Cambiemos).

Todas las organizaciones denunciaron que a pesar de que esta enfermedad está calificada como incapacitante por la OMS, en nuestro país no está contemplada para integrar el Certificado Único de Discapacidad (CUD). En este sentido, Gaillard aclaró que “nosotros por ley no podemos determinar a qué enfermedades corresponde tener un certificado por discapacidad, porque no es facultad nuestra, por eso explicitamos en el artículo 9 de este dictamen que una Junta Evaluadora determinará la correspondiente incapacidad. Quiero que la letra del dictamen quede bien clara para que no haya confusiones y todos tengamos conocimiento”.