En un claro ejemplo del "haz lo que yo digo pero no lo que yo hago", el principal dirigente de Cambiemos en Santa Cruz, Eduardo Costa, se negó a asistir al diálogo convocado por la gobernadora de esa provincia, Alicia Kirchner.

La actual mandataria, referente de la agrupación Kolina, llamó a un gran Acuerdo Social en la provincia en el marco del conflicto con docentes y empleados estatales que sacude al distrito patagónico. La semana pasada, Alicia K. llegó a un acuerdo con el gobierno nacional para que le den asistencia financiera y se negó a despedir empleados o modificar la caja jubilatoria, dos reclamos de la Casa Rosada.

Sin embargo, pese a que desde la oposición provincial (y oficialismo nacional) realzan el valor del diálogo, el empresario y esposo de Mariana Zuvic se negó a ir a la reunión con Alicia Kirchner.

Embed

"Tengo el agrado de dirigirme a usted a los efectos de invitarlo a mantener una reunión el próximo 8 de mayo a las 10:30 horas", asegura la carta que le fue remitida a su despacho en el Congreso y que lleva la firma de la mandataria provincial.

Curiosamente, Costa dio entrevistas con posterioridad a esa fecha en donde acusa a "Alicia y La Cámpora" de no querer dialogar.

Embed

Al contrario de Costa, otros dirigentes opositores locales sí charlaron con la gobernadora. El senador santacruceño por la UCR Alfredo Martínez mantuvo un encuentro con la mandataria, en donde asistió con el diputado Héctor Roquel. "La gobernadora nos convocó para plantearnos los problemas de la provincia para acceder a créditos que otras provincias consiguieron", sostuvo Martínez a medios locales a la salida del mismo.