El diputado nacional Ricardo Alfonsín criticó con dureza a la conducción de su partido y advirtió que la reforma laboral que intenta negociar el Gobierno de Cambiemos, "en principio, algunos puntos, no podrían ser votados" por la centenaria fuerza política.

"En principio, la Unión Cívica Radical no podía acompañar ciertos artículos de la reforma (laboral), aquellos que significan retroceso para los trabajadores", analizó el hijo del ex presidente, de visita por San Luis.

"Y dije en principio, porque las cosas están tan patas para arriba en mi partido, que no sé qué es lo que puede terminar ocurriendo, porque la verdad es que en estos dos años hemos acompañado decisiones con las que no estábamos de acuerdo", recordó.

Subrayó que "se han resuelto algunos de los problemas que había que resolver, que se encontró Cambiemos al llegar al gobierno, de una manera muy distinta a la que decíamos nosotros que había que resolverlos".

"Era previsible que nosotros tuvieramos diferencias con el PRO, porque en definitiva Cambiemos reune fuerzas diferentes; lo que no era previsible es que la Unión Cívica Radical actuara como si no tuviéramos diferencias", dijo en declaraciones radiales.

Alfonsín visitó San Luis para dialogar con los dirigentes radicales que, tras la judicialización de las PAS (no obligatorias) no pudieron competir en las generales de octubre ni en las categorías provinciales ni locales.