La principal productora de carne de aves en Chile informó hoy que en una de sus plantas detectó un brote de gripe aviar, mientras que el estatal Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) anunció el sacrificio y la destrucción de los animales infectados.

A través de un comunicado la empresa Agrosúper indicó que en una de las plantas de su filial Sopraval, en la región de Valparaíso, detectó la presencia de influenza aviar en un plantel de pavos, lo que fue confirmado por el SAG.

La planta está ubicada en el sector rural de Las Palmas, en la comuna de Quilpué, 100 kilómetros al norte de Santiago, reportó la agencia de noticias Dpa.

Según la fuente, los alcances del brote están siendo investigados en laboratorios especializados, lo que permitirá establecer qué medidas sanitarias deberán tomar las autoridades.

El SAG informó, por su parte, que a modo de prevención decidió el sacrificio y destrucción de las aves infectadas -cuya cantidad no precisó- y el aislamiento de la zona con el fin de evitar la diseminación de la enfermedad en los planteles avícolas y para mantener la condición de sanidad aviar del país.

El ente estatal agrícola y ganadero agregó que paralelamente se ejecuta un plan de vigilancia adicional a las aves susceptibles del sector.

La compañía precisó que en coordinación con el SAG dispuso planes de contingencia y mitigación, extremó medidas de bioseguridad e informó del problema a la Organización Mundial de Sanidad Animal.

El SAG explicó que la influenza aviar es una enfermedad de importancia para la salud de las aves y su producción pero que no representa riesgo para la salud pública, pues el consumo de sus carnes y subproductos no reviste ningún peligro de transmisión para las personas.