Francisco De Narváez compró la famosa marca de lencería femenina llamada Caro Cuore.

El empresario y ex diputado se muestra cada vez más alejado de la política. El Colorado fue la cara del triunfo histórico en la provincia contra Néstor Kirchner en 2009.

El grupo que lidera el empresario y el fondo L Catterton se quedaron con CaroCuore, una de las marcas argentinas más tradicionales, fundada por Rosa Pankiewicz, Adolfo y Claudio Drescher, en 1969, según reveló el diario Clarín.

A fines de los 90 su control accionario pasó a manos del fondo BISA, de la familia Bemberg, que ahora sale del negocio junto con Rosa y Adolfo.

"De Narváez y L Catterton planean potenciar la expansión de CaroCuore en la Argentina y el exterior, a través del desarrollo de nuevas líneas de negocio, el crecimiento del e-commerce y la apertura de locales. Hoy, la compañía tiene 307 sucursales, vende más de 1.400.000 prendas al año y emplea a 300 personas. También forman parte del proyecto Sol Acuña y Josefina Helguera, las fundadoras de Rapsodia", relata el matutino.

Dijo Francisco de Narváez en un comunicado: “CaroCuore es una marca con un posicionamiento único y altamente valorada por sus clientes. Con esta primera adquisición, damos un primer paso de un ambicioso plan de crecimiento en el sector de indumentaria a nivel regional”.

Además del rubro textil, De Narváez también está en medios (El Cronista, Apertura, Information Technology) y tiene varios negocios en Uruguay, como los supermercados TaTa), los electrodomésticos Multiahorro o las farmacias San Roque. Emplea a 14.000 personas y cuenta con más de 425 locales.