La diputada nacional Alcira Argumedo comparó a la candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires Gladys González con el célebre criminal Al Capone. En una entrevista con El Destape alertó los riesgos de que la ex interventora del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) llegue a la cámara alta y explicó por qué llamó a votar por Cristina Kirchner. Además contó qué hará luego de que se termine su mandato como diputada en diciembre próximo.

¿Qué opina sobre las elecciones en provincia de Buenos Aires?

Creo que ahora el debate, no es si Cristina o Bullrich: lo que se dirime es si entra Taiana al Senado o Gladys González. Y la verdad es que Gladys González es una delincuente con varias reincidencias. Su currículum es un prontuario de denuncias por cada lugar en que trabajó. Además las denuncias son de diversas fuentes: la Unión Cívica Radical (UCR), Cambiemos, la Defensoría del Pueblo. Claramente es un personaje peligrosísimo que hay que frenarla.

¿Taiana le parece un buen candidato?

Creo que sí, porque puede detener el avance del Gobierno. No hay dudas de quien elegir en la provincia de Buenos Aires. Algunas cuestiones de su prontuario. Fue denunciada por soborno cuando estaba en el Banco Ciudad por la Revista 23. Acusada por sobreprecios en las obras públicas que hacía a los vecinos y en el programa casamientos populares que hacía en la Dirección de Acción Ciudadana. Tuvo imputada por falsificación de documento público, porque cambio su domicilio para poder ser candidata a intendente de Avellaneda. Como interventora del Sindicato de Obreros Marítimos fue denunciada por el desvío millonario de fondos. En la dirección de la cuenca de La Matanza ya rompió una barrera superior, porque puede convertirse en criminal debido a que permitió el afluido de material contaminante en ríos y afluentes. Ya no sólo es el robo, sino también es poner riesgo la vida de las personas. Hoy votar a Gladys González es votar a Al Capone.

-Usted fue muy crítica del último mandato de Cristina Kirchner, ¿por ahora llama a votarla?

He reiterado muchas veces mis críticas al kirchnerismo, pero en estos momentos la decisión es gravísima. Bajo el supuesto aval del apoyo del electorado, Cambiemos lleva adelante una campaña de ajuste, de endeudamiento irracional, de bicicleta financiera y de presión a las PYMES. Estas políticas ya se ejecutaron y llevaron a grandes crisis. Lo hizo Krieger Vasena, lo hizo Martínez de Hoz, lo llevó adelante Sourrouille y lo hizo Cavallo que llevó a la crisis del 2001. Ahora el mismo Cavallo dice que están haciendo su política. Entonces la única que puede ponerle un freno simbólico a esto es Cristina Kirchner.

En otro tema: en diciembre termina su extensa carrera como diputada nacional. ¿Va a seguir con la política partidaria?

No, me voy a dedicar a mi antigua profesión de docente pero en movimientos sociales y sectores políticos para aportar a los debates. Hoy creo que hay una política parroquial que ve el corto plazo y no los fenómenos globales, donde se desarrolla una importante crisis. Entonces lo que vamos a hacer es ir articulando la política internacional con la Argentina para preguntarse cuáles son las opciones que tenemos en esta crisis que es civilizatoria.

Usted implementó un cambio radical en su Twitter ¿Cómo logró amigarse con una red social así sin ser nativa digital?

Esto es un problema generacional. Si bien soy una teórica de las comunicaciones, tengo un pensamiento menos dinámico y más conceptual. Entonces en conjunto con dos asesores, encontramos una dinámica de transmisión de condiciones de actualidad que me parece una forma de comunicación muy efectiva. No obstante, el debate no puede reducirse a 140 caracteres, pero la interacción me parece muy buena.

En esta nota