Despidos, flexibilización laboral y paritarias con techo. El combo que propone el Gobierno de cara al 2017 no parece satisfacer a la CGT, que este jueves se reunió en Mar del Plata y analizó un posible plan de lucha contra el Gobierno nacional.

Tras un año en el que primó la actitud dialoguista, algunos gremios proponen endurecer la posición de la central sindical. En esa lista se encuentran, sobre todo, los sindicatos industriales, que fueron los más afectados por los despidos que ni siquiera el pacto que firmó la CGT con los empresarios pudo frenar.

Precisamente, el titular del gremio de Sanidad, Héctor Daer, le manifestó al canal C5N su descontento con los hombres de negocios por haber incumplido por segunda vez la promesa de no provocar cesantías hasta el 31 de marzo. Al respecto, uno de los triunviros cegetistas reconoció que "aumentó la tensión social" y que hubo "un incumplimiento total" de parte de los empresarios.

Los recortes de personal volvieron a ser noticia en los últimos días, con los 380 despidos en AGR, los más de 200 en la fábrica de Bangho (cuyos trabajadores pertenecen a la UOM), y los cesanteados en Tenaris-Siderca, del grupo Techint.

Pero en esta tesitura también se hallan los sindicatos vinculados al transporte, afectados por el impuesto a las Ganancias, los Bancarios, a quienes Triaca les bloqueó un acuerdo paritario, y otros sectores, como los gastronómicos, que quieren recuperar el poder adquisitivo perdido durante el 2016, informó el matutino Ámbito Financiero.

Como antesala a este cambio de postura, la CGT emitió un comunicado cuestionando el DNU que cambió el régimen de feriados y convirtió al 24 de marzo como franco movible. Junto a esto, la reforma de las ART y los cambios en los convenios colectivos pusieron a los representantes de los trabajadores en alerta.

En diálogo con radio Mitre, el titular del Dragado y Balizamiento Juan Carlos Schmid reconoció que en Mar del Plata se "alzaron muchas voces de alarma, preocupación y enojo a raíz de la multiplicación de despidos y suspensiones de la economía". "El acuerdo que se firmó fue violentado de manera irresponsable, si hay un sector que no está cooperando en Argentina es el sector empresario".

Schmid calificó la actitud del Gobierno es "de apatía, de baja intensidad". "Requiere una cuota de responsabilidad del Gobierno y sector empresario, y los únicos con responsabilidad" son los gremios, dijo el titular de la CATT.

El encuentro en Mar del Plata formó parte de la agenda habitual de los gremios de cada año, y que tiene a Luis Barrionuevo como anfitrión en la ciudad balnearia. Para el próximo jueves, en cambio, hay una reunión del comité confederal, el primero del 2017, en el que analizarán posibles medidas de fuerza. Los despidos y las suspensiones, dijo Juan Carlos Schmid, serán los ejes de esa reunión.