Al Secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, se le acabó la calma. En una entrevista, el dirigente sindical sostuvo que es tiempo de organizar un plan de lucha obrera para hacer frente a las políticas de Mauricio Macri.

"Comparto el diálogo que se tuvo y lo que se pactó con los empresarios, pero la verdad es que no se ha cumplido. Fue un fracaso. Terminadas las vacaciones, la CGT tendría que convocar a todos los secretarios generales y barajar y dar de nuevo", sostuvo el sindicalista al diario La Nación.

"Hasta ahora ha acompañado al Gobierno, pero lamentablemente no tenemos respuestas. Los trabajadores de abajo nos preguntan hasta cuándo. La UOM va a plantear que ahora es el momento para definir un plan de lucha", agregó.

Caló se había mostrado cauto en sus exposiciones ante los medios y había evitado manifestar la necesidad de convocar a un paro general, pese a que el Gobierno no cumplió la promesa de campaña de eliminar el impuesto a las Ganancias.

De esta forma, Caló se suma a otros dirigentes del sindicalismo que piden un plan de acción como bancarios, docentes, textiles pilotos aeronáuticos y gráficos. Posiblemente, la semana próxima se lleve a cabo una reunión confederal en donde todas estas posturas se expresen en la mesa.

Otras fuentes sindicales son más cautas. Uno de los popes cegetistas reconoció a El Destape que hubo incumplimientos pero apuntó al sector empresario. Señaló, puntualmente, a los despidos ocurridos en medio del acuerdo que sigue vigente en lo formal hasta el 31 de marzo. Y advirtió que, en caso de que finalmente salga la reforma al sistema de ART por DNU, irán a la Justicia a pedir la inconstitucionalidad.

LEER MAS:

Embed