El titular de UPCN, Andrés "Centauro" Rodríguez, calificó a la relación entre la CGT y el Gobierno como "buena y cordial", y negó que durante la reunión mantenida con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se haya tratado la posibilidad de impulsar un proyecto de flexibilización laboral.

"(La relación) es buena y cordial. Estamos realmente intentando gestar una agenda común para ver si avanzamos en algunos temas que pueden ser preocupantes para ambas partes. Este camino va bien, se va trazando", afirmó.

En declaraciones a radio La Red, el sindicalista explicó que durante el encuentro con el titular de la cartera de Trabajo trataron la posibilidad de implementar un blanqueo laboral, aunque negó que eso pueda incluir una posible flexibilización en las condiciones de empleo.

"No hay una reforma laboral, hay temas que podemos congeniar en una agenda común, y que estamos avanzando. Por ahora, en lo que hemos colocado en la mesa es este tema del blanqueo laboral, la formación profesional de los trabajadores, la agencia de tecnología médica", detalló.

En ese marco, explicó que uno de los objetivos de la central obrera es que "el trabajo precario, sin aportes, que no tiene estabilidad, se convierta en trabajo formal", aunque aclaró que "por ahora son solo títulos".

El proyecto que estudia el Gobierno y los sindicatos incluye perdonar a los empresarios que mantuvieron en negro a sus empleados durante estos años, mientras que el Gobierno reconocería aportes por hasta 3 años equivalente al correspondiente a un salario mínimo, vital y móvil para los trabajadores .

Tras la marcha del 22 de agosto, en el que se llamó a la conformación de un plan de lucha con un paro general, la relación entre los sindicatos y el Gobierno se apaciguó y hoy, el paro nacional está descartado. "La mayoría de la dirigencia de la CGT no ve en este momento la implementación de una medida de fuerza", advirtió Rodríguez.