Tras haber puesto en stand by una medida de fuerza que habían anunciado, la Confederación General del Trabajo (CGT) asegura que podría llevar adelante el primer paro nacional contra el gobierno de Mauricio Macri en 2017 "si no hay reactivación".

En declaraciones a FM Millenium, el triunviro Juan Carlos Schmid, añadió que "tanto el gobierno como la CGT estamos contribuyendo para que no haya situaciones inmanejables en diciembre. El empresariado no está a la altura de los acontecimientos. Es un empresariado ciego, sordo y mudo", apuntó Schmid.

Pese a que se mostraron conformes con la promesa de un bono de fin de año de 2 mil pesos "como referencia", Schmid consideró que "el balance del año no es bueno. La gente votó un cambio y está empezando a vislumbrar que el cambio no es bueno. El cambio ha tenido deterioro en los ingresos, caída del consumo, desempleo. El crédito que se votó se esta agotando", sentenció.

"La gente votó un cambio y está empezando a vislumbrar que el cambio no es bueno"

En tanto, indicó que "los funcionarios del gobierno están esperando la reactivación" de la economía, y manifestó: "Espero que esto sea así porque sino la cosa va a estar muy difícil. Si el año que viene no hay reactivación va a haber medidas de fuerza".

La CGT realizará una manifestación el próximo 18 de noviembre para pedir la sanción de una ley de Emergencia Social, ante lo que puede ser un diciembre caliente. Al respecto, Schmid agregó: "Si esto no es escuchado, nos estamos trasladando al año que viene, donde todo el mundo del sector de los funcionarios del gobierno están esperando la reactivación". "La CGT no tiene ninguna complicidad con el Ejecutivo", enfatizó Schmid en alusión a las criticas recibidas, y agregó: "La reacción que vamos a tener este viernes deja muy claro que acá no hay ninguna complicidad, porque si hubiera alguna complicidad no estaríamos haciendo absolutamente nada".