Las Ramponi, entre el humor, el teatro y la música

Las Ramponi presentan “Myrian Cardozo y las golondrinas del monte”, un espectáculo de humor, teatro y música. Myrian, la joven promesa del folclore, llega a Buenos Aires para presentar su primer compact disc: “Grandes éxitos”. Acompañada por su asistente y “Las golondrinas del monte”, recorre un repertorio musical que va desde la chacarera y la zamba hasta el hip hop. A pesar de las constantes desprolijidades de sus compañeras, Myrian intenta sostener su tan soñado espectáculo.Las Ramponi (Fiorella Cominetti, Carolina Ferrer, Julieta Filipini y Clara Maydana.) es un grupo teatral compuesto por cuatro actrices y músicas que se constituye a través de la exploración y la búsqueda de un lenguaje propio. Concentran su búsqueda dentro de los espacios de la "comicidad" (clown, bufón, comicidad física) y la música. Se formó en el año 2011 y desde entonces se dedican a la creación colectiva de sus materiales. Esto será los próximos sábados desde las 21 El Camarín música, Mario Bravo 960.

Las músicas folklóricas de Horacio Salgán

El pianista Matías Martino presenta su segundo disco “El otro Salgán (Músicas folclóricas de Horacio Salgán)”. Un disco que propone un rescate de composiciones poco transitadas de la inmensa obra de Horacio Salgán, obras inéditas inspiradas en ritmos de diferentes regiones de nuestro país y arreglos del propio Salgán sobre temas folclóricos tradicionales, más un tango con arreglo suyo que nunca se había grabado y la yapa de un clásico. Lo acompañan Juan Pablo Navarro en contrabajo y Mariano Tiki Cantero en percusión. Las adaptaciones para este formato de trío son originales de Matías. El disco fue grabado en el estudio de Lito Vitale y masterizado por Andrés Mayo. Todos los adjetivos que usualmente se atribuyen a la obra del maestro son idénticamente aplicables a estas otras músicas folclóricas, que gracias a su original mirada e inventiva convierten a estas piezas en joyas de nuestra música argentina. "Tocar estas piezas de folclore de Salgán te obligan a ser mejor músico, requieren desde solvencia técnica hasta comprensión musical. Al mismo tiempo, la admiración que produce esta obra te motiva a elaborar algo de similares características. Eleva el punto de partida y fomenta la auto-exigencia para hacer algo superador. La riqueza de su obra es universal, ya que tocando fielmente lo que él ha escrito se interpreta la obra en su totalidad, siendo este un gesto suyo como autor de gran transparencia y generosidad. Por el contrario, ocurre en el caso de partituras que en su versión editorial resultan simples o se presentan en un formato aproximado, esquelético, distan mucho de la versión del artista. El criterio de Salgán es diferente ya que él escribe todo lo que toca. El plano de sus obras es completo, porque están registradas sin mezquindad cada una de las melodías con la dificultad que el artista las compuso o arregló, haciendo que se respete su verdadera intención y que el mensaje se transmita cabalmente”, asegura Matías. La cita es el domingo 16 de julio desde las 21 en Café Vinilo (Gorriti 3780, Palermo, CABA).

El regreso de Nuevos Aires

El próximo 12 de agosto, en la Usina del Arte y por invitación del festival Tango Buenos Aires, volverá a reunirse, después de 35 años, el grupo Nuevos Aires en su formación original de sexteto acústico, que entre 1982 y 1985 sorprendió por la originalidad y solidez de su trabajo -que llegó a merecer un explícito reconocimiento por parte de Astor Piazzolla- y luego se disolvió pronta y prematuramente, creando con ello una suerte de mito a su alrededor. Fernando Egozcue, guitarrista, y el pianista Claudio Méndez fueron los creadores del grupo y sus compositores, a quienes para esta oportunidad vuelven a sumarse Julián Vat (flautas), Quique Condomí (violín), Sergio Blostein (bajo) y Pablo Méndez (percusión), integrantes del primer sexteto. "Nos entusiasma encontrar una música que suene a Buenos Aires, pero sin aludir al tango… y sin bandoneón", afirmaban Méndez y Egozcue por aquellos años, los mismos del regreso a la democracia, nuevos aires que eran clima de época y se respiraban también en sus músicas. Viejos aires, Azul y mágico, Café Merkur, Pesimismo con fe o Así somos, fueron algunos de los títulos de Música de la ciudad de Nuevos Aires, primera y única grabación del sexteto (1983), que acompañó a una serie de exitosas actuaciones en vivo y generaron un creciente núcleo de seguidores y un caluroso recibimiento de la crítica. Fue al año siguiente cuando le hicieron llegar ese cassette a Piazzolla, quien al poco tiempo los invitó a su casa y en medio de un cálido encuentro les regaló la partitura original de 500 motivaciones, larga composición en un estilo cercano al jazz-rock de la época, que Astor consideró más afín al espíritu de Nuevos Aires que al de su octeto electrónico de ese momento, con el que muy poco llegó a tocarla en vivo y nunca la grabó. En 1985, cuando Piazzolla fue declarado ciudadano ilustre, invitó al sexteto a tocar 500 motivaciones y un tema propio en el acto de su nombramiento. En 2006 Litto Nebbia propuso a Nuevos Aires reeditar aquel disco, que hoy vuelve a publicarse (Melopea Discos), ahora incluyendo 500 motivaciones, en dos versiones. La que abre el CD, registrada en 2001 a instancias de Lito Vitale –confeso fan del sexteto- que además del grupo original acústico incluyó a Pipi Piazzolla en batería y con un sonido jazz-rock quizás cercano al imaginado por su autor, y la segunda, en bonus track, registrada en 1991 durante una fugaz reaparición de Nuevos Aires como cuarteto eléctrico. En el concierto actuará como invitado el bandoneonista Daniel Binelli.

Ariel Hernández presenta sus nuevas músicas

El bandoneonista y compositor Ariel Hernández se presentará junto a Martín Robbio en piano, Fefe Botti en contrabajo, Demián González Premezzi en batería y Mayumi Urgino en violín, el domingo 16 de julio a las 20:30 en CAFF, Sánchez de Bustamante 772, Abasto. El concierto recorrerá algunas de las composiciones de sus discos “Summer Tango”, “Tango Groove” y “Salduba” y versiones de temas clásicos. Además, Hernández lanzará su nuevo video “La Nave Cadmon”, filmado en el delta del río Paraná.Ariel Hernández recorrió los últimos veinte años por Europa, Asia y América Latina presentando su obra y participando de producciones discográficas y giras junto a Rubén Juarez, Paquito D’ Rivera, Vicente Amigo, Amelita Baltar, Luis Alberto Spinetta, Catupecu Machu, Bersuit Vergarabat, Iván Noble, Tony Zenet, Antonio Bartrina (Tango Jondo), Malevaje y las principales orquestas sinfónicas de España. Además, durante los años que vivió en Madrid, Hernández fundó y dirigió el grupo español Che Camerata, que brindaba una combinación original de los ritmos flamencos con los compases de tango. Salduba, es el primer disco de autoría propia, que grabó y editó con la formación, en 2006.

Nuevas canciones inclasificables por tres

El sello discográfico Noseso Records, que en 14 años lleva editados más de 60 discos, presenta en el espacio porteño Rosetti tres nuevas propuestas: "Sueño Florido, 3 canciones" de Hernán Vives y Flora Gril, "Qué es esto?" de Vika Souto y "Descomposiciones" de Habla Laura, el viernes 4 de agosto en Roseti 722. El dúo de Hernán Vives y Flora Gril realiza el ciclo: "sueño florido #3 - canciones" que forma parte del proyecto sueño florido, un trabajo con plantas y medicinas ancestrales americanas que comenzó en 2011. Cada pieza de la serie son caminatas a través de las puertas que las medicinas han abierto, para que los sentimientos, percepciones, intuiciones, visiones, conceptos, cambios físicos psíquicos y espirituales que las plantas propician se hagan cuerpo y resuenen a través del sonido, la palabra y la imagen. Cuenta el ideólogo: "Siempre fui devoto de la canción y gran parte de mi actividad como músico ha sido y es acompañar cantantes y si bien, en mis casi ya treinta años de hacer música he escrito canciones, y algunas se han cantado en conciertos, la mayoría de ellas ha quedado en apuntes y cuadernos. En una ceremonia una voz me dijo ‘canta, canta tu canción….” y la vi materializarse saliendo de mi boca; Me llevó tres meses parirlas, luego dejarlas descansar y un buen tiempo después comenzar a tocarlas, y grabarlas" recuerda Vives.

En esta nota