Raúl Barboza, en el verano porteño

Luego de la exitosa gira de 43 shows presentando su nuevo disco por distintas regiones de nuestro país, Raúl Barboza regresará a Buenos Aires para dar una serie de presentaciones, como ya es un clásico, en la mítica sala palermitana de Café Vinilo. Acompañado por su músicos Nardo González en guitarra y Roy Valenzuela en contrabajo, presentará obras de su su extensa trayectoria, incluido su último disco "Barboza Cuarteto" recientemente editado, y nuevas composiciones de este último tiempo.
Raúl Barboza fue galardonado en nuestro país en tres oportunidades por los Premios Atahualpa; Premios KONEX: "Una de las cinco mejores figuras en la historia de la Música Popular Argentina" como Instrumentista de Folklore, Premios SADAIC: Francisco Canaro por su labor en la difusión del chamamé en el exterior, Premios Clarín: Mejor Artista del Año, entre muchos otros. A nivel internacional es distinguido al presentar su primer disco en Francia por el premio Grand Prix Charles Cros, luego con otras producciones musicales lo obtiene dos veces más. Recibe además los premios: 4 Ciefs Événement Télérama, Diapason d'or y Choc Le Monde de la Musique, convirtiéndose de este modo en el tercer artista argentino, después de Atahualpa Yupanqui y Astor Piazzolla, en recibir tales distinciones. Además, el Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia en el año 2001 le otorga el título de Caballero de las Artes y las Letras.

Dentro del arte cinematográfico, participa y compone música tanto para la industria nacional como internacional. Como instrumentista colaboró en la música de Ariel Ramírez para el film Los inundados del director Fernando Birri. Junto a Atahualpa Yupanqui, Eduardo Falú y Los Chalchaleros participó de la música para el film El canto y su paisaje, de Fernando Ayala y Héctor Olivera. El realizador Bruno Bontzolakis extrajo del disco La Tierra Sin Mal la canción La Voz Del Viento para su película Chacun Pour Sai, presentada en el Festival de Cannes. Además, compuso e interpretó para la película Yo, Sor Alice, film argentino-francés de Alberto Maquard, estrenado en Argentina, y para la película El Décimo Infierno, con guión de Mempo Giardinelli y dirigida por Nicolás Batlle. En el año 2003 Silvia Di Florio estrenó el film: El sentimiento de abrazar, un documental sobre la vida y obra del acordeonista.
Participó en reconocidos festivales tanto nacionales como internacionales. Algunos de ellos: Alte Oper Frankfurt (Alemania), Festival Internacional de Jazz de Montreal (Canadá), Festival de Montreaux (Suiza), Festival de MOERS (Alemania), Reading Womad Festival (Inglaterra y EE.UU), entre otros.
Vinculado a reconocidos artistas de la música popular y otros que exceden el género folklórico, a lo largo de su carrera el acordeonista ha compartido escenarios, grabaciones y amistades con íconos como Astor Piazolla, Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa, Marcel Azzolá, Richard Galliano, Carlos García, León Gieco, Jairo, Ramón Navarro, Denis Tuveri, Cesária Évora, Peter Gabriel, Lito Vitale, Antonio Tarragó Ros, Juanjo Domínguez, Jaime Torres, Ariel Ramírez, Rudy Flores, Ildo Patriarca y Chango Spasiuk entre muchos otros.

RAÚL BARBOZA TRÍO
VERANO EN BUENOS AIRES
SÁBADO 28 DE ENERO
JUEVES 2 DE FEBRERO
21.00hs | Café Vinilo | Dir. Gorriti 3780
Reservas a través de Alternativa Teatral:
www.alternativateatral.com/obra47145-raul-barboza

Escalandrum presenta Sesiones ION, Obras de Mozart y Ginastera

El sexteto Escalandrum presenta su décimo disco Sesiones ION-Obras de Mozart y Ginastera (Club del Disco, 2017), integrado por obras de estos dos excepcionales compositores que fueron grabadas en el mítico estudio argentino a única toma, utilizando la técnica del inventor de la estereofonía en los años '30. La idea de esta grabación surgió a partir de una invitación de Osvaldo Acedo (manager de Estudios ION) para conmemorar los sesenta años de la legendaria sala, mientras que el repertorio nació de la sumatoria de comisiones especiales encargadas al grupo durante el año 2016: una por parte de la Fundación Konex para que Escalandrum interprete música de Mozart en su Festival de Música Clásica, y otra a pedido del Ministerio de Cultura de la Nación para que realice un homenaje al gran compositor Alberto Ginastera en el año del centenario de su nacimiento. A casi 20 años de su nacimiento, Escalandrum refuerza con este disco el desafío de ampliar sus horizontes musicales.

En lo que respecta a Mozart, se seleccionaron dos movimientos del Concierto para Piano no. 23, y se amplió el famoso Rondo alla turca, de la Sonata para Piano no. 11. Además, se arregló el Lacrymosa del Requiem (última obra, que Mozart dejó inconclusa en su lecho de muerte) y el muy conocido primer movimiento de la Sinfonía 40. En el caso del compositor argentino Alberto Ginastera, la selección se centró en obras del primer período, todas de la época nacionalista del autor, lo que se aprecia viendo los números de opus.

Los arreglos, a cargo del pianista Nicolás Guerschberg, potencian la calidad de estos seis instrumentistas de excepción. Cuando todo comienza, se escucha el ride de Pipi Piazzolla y al entrar los vientos, uno debe rendirse ante tanta belleza: como si Mozart se hubiera juntado con Benny Goodman o Dave Brubeck. Luego, la entrada del piano y el contrabajo nos acercan aún más a un sonido con mucho de cool jazz, y en este punto influye poderosamente el audio, que es un protagonista central de este disco el cual, no por nada, se llama Sesiones Ion. Esta sala, donde se grabaron históricos discos de monstruos sagrados de la música mundial, sigue activa y vigente comandada por Osvaldo Acedo, su alma, despierto y con ganas de probar nuevas cosas. Los micrófonos son relativamente nuevos, pero la técnica utilizada para grabar es propia de los comienzos del desarrollo del estéreo por el inglés Alan Blumlein (1903-1942): simplemente el par de micrófonos, uno sobre el otro, y alrededor el grupo de músicos tocando. No hay posibilidad de sobre-grabación, ni deseos de editar nada. Ni siquiera hay mezcla. Lo que suena es lo que se grabó y cómo se tocó, queda. No hay trucos. Acedo invitó a Escalandrum a grabar en su estudio con esta técnica, y el resultado es fantástico.

Escalandrum lleva dieciocho años de trayectoria con su formación original, más de cuarenta países recorridos y diez discos editados. Verdaderos embajadores de la música argentina en el mundo, poseen un gran reconocimiento de prensa y público, tanto por su original sonoridad como por su poderosa actitud en el vivo. Sus integrantes son aclamados músicos con importantes carreras en su haber: Daniel "Pipi" Piazzolla en batería, Nicolás Guerschberg en piano, Mariano Sívori en contrabajo, Gustavo Musso en saxo alto y soprano, Damián Fogiel en saxo tenor y Martín Pantyrer en clarinete bajo y saxo barítono. Escalandrum fue distinguido en 2002 como grupo revelación por los diarios Clarín y La Nación, y en 2005 por la Fundación Konex como una de las cien figuras más destacadas de la última década de la Música Popular Argentina. En 2008 fue el grupo invitado de Dave Holland en nuestro país. En 2010 realizó varias giras internacionales y fue el primer artista argentino invitado a participar del Bridgestone Music Festival de San Pablo, Brasil. En 2011 fue nominado al Grammy Latino compartiendo terna con Chick Corea y Al Di Meola. En 2012 fue ganador del Premio Gardel de Oro (máxima distinción de la industria musical argentina) y del Premio Gardel al Mejor Album de Jazz (por su anterior disco "Piazzolla plays Piazzolla"). En 2014 tocaron junto al ex Megadeth Marty Friedman y en 2016 presentaron el disco "3001", grabado junto a Elena Roger.

En esta nota