La tan mentada "transparencia" de los actos públicos que pregona el gobierno de Mauricio Macri no es tal. Luego de que Aerolíneas Argentinas terminara su vínculo con el hotel Alto Calafate por los inconvenientes judiciales de la firma Hotesur, propiedad de los Kirchner, se descubrió que la línea aérea de bandera contrató en su reemplazo a una compañía cuya directora es una extrema allegada del presidente, al punto que iba a ser testigo de su casamiento.

LEE MÁS sobre "la causa Hotesur"

Se trata de Marina Laurence, quien es directora de Turismo DOSS S.A., la controladora del hotel Esplendor de El Calafate. Aerolíneas firmó un convenio con esa empresa para alojar a sus pilotos cuando deban viajar hacia allí y rescindió el convenio que poseía por el mismo motivo con Hotesur, hoy en la mira de la Justicia.

Embed

El escándalo se suma a las revelaciones del último domingo, cuando se supo que DOSS pertenece a Sebastián y Carlos Braun, primos segundos del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el secretario de Comercio Interior, Miguel Braun.

Según reveló el portal Política Argentina, Laurence está casada con Carlos Braun y actualmente es directora de DOSS, que ganó la compulsa de precios para proveer a Aerolíneas del servicio de alojamiento, a pesar de que la mejor oferta fue realizada por Alto Calafate pero luego fue desestimada por los problemas judiciales en el marco de la denominada "causa Hotesur". A su vez, Laurence estuvo anteriormente casada con Constancio C. Vigil Baudrix, uno de los herederos de Editorial Atlántida.

De acuerdo a las crónicas del momento, Macri se casó con Juliana Awada el 15 de noviembre de 2010. Según consigna el diario La Nación, los testigos de parte del jefe de Gobierno, en aquel entonces, fueron el empresario de la obra pública Nicolás Caputo, Iván Achával y Arturo Grimaldi. Por la empresaria textil comparecieron Zoraida Awada y Pamela Marcuzzi. Faltaba alguien más: Marina Laurence, quien no pudo asistir por encontrarse en el exterior, señaló en ese momento el matutino porteño.