La Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), que nuclea a más de 400 centros de diálisis en todo el país, advirtió que peligra la prestación de ese servicio a 30 mil pacientes.

LEÉ MÁS: El Gobierno toma casi $100 mil millones de los jubilados para financiarse

CADRA afirmó que esto se debe a que las entidades y clínicas que brindan diálisis llegaron a una situación de "absoluto desfinanciamiento".

El presidente de la entidad, Darío Zapata, detalló que se llegó a esta situación "debido a una deuda de más de 500 millones de pesos que desde mayo mantiene con ellos el programa Incluir Salud (ex ProFe), del Ministerio de Salud de la Nación, y porque los valores de los módulos no se han actualizado desde setiembre de 2016, y hoy esos valores no alcanzan para cubrir las prestaciones".

"A esto hay que sumarle que PAMI adeuda 3 meses del denominado incentivo de calidad, que constituye un 15% del módulo de la prestación, lo que significa unos 45 millones de pesos", aseguró Zapata.

Y agregó: "Nos exigen a las entidades hacernos cargo del transporte de los pacientes desde su domicilio hasta su lugar de tratamiento, sin reconocer valores lógicos y mínimamente razonables".