El tipo de cambio real cayó 1,4% en abril y el atraso cambiario ya llega a 28,1% con relación a diciembre de 2015, de acuerdo con un informe difundido por la Universidad de Belgrano. Si se aplicase este aumento, el dólar pasaría de valer $16,15 a $20,68.

"El deterioro cambiario sigue alentando el ingreso de importaciones y castiga a las exportaciones argentinas. De hecho, en el primer cuatrimestre del año se observa un fuerte crecimiento en las importaciones de textiles (30%), calzado (25%) y automóviles (72%)", alertó el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de esa casa de estudios.

LEER MÁS: Los ocho intendentes que salieron a pedir la candidatura de CFK

El directivo señaló además que "la contracara es el derrumbe de las ventas al exterior de minerales metalíferos (44,2%), productos farmacéuticos (37,4%) y preparados de frutas y hortalizas (11,8%), en comparación con igual periodo del año anterior".

El CENE recordó que el atraso cambiario se calcula tomando la evolución del tipo de cambio hasta el presente, a la que se le agrega la inflación en los Estados Unidos, medida por el índice de precios al productor; finalmente, se divide por la evolución del Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires para el rubro servicios. Mientras la inflación estadounidense mide la pérdida de poder adquisitivo del dólar, la inflación local de los servicios aproxima la pérdida de valor del peso en términos de los bienes no comercializables, detalló el informe.

En esta nota