La empresa Extreme Gear -ensambladora de las zapatillas Adidas- despidió a 112 trabajadores de la planta que la compañía tiene en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría. La noticia fue confirmada por el intendente, Fernando Gray, quien responsabilizó al gobierno por la decisión de abrir las importaciones.

“Ayer a la tarde fueron notificados 112 trabajadores de su despido. Han abierto la importaciones de zapatillas de China y no podemos competir, porque las condiciones de vida son diferentes", afirmó Gray, quien además explicó que en China o Vietnam los trabajadores ganan US$ 80, mientras que en Argentina cobran US$ 800.

Los trabajadores cortaron en julio la Ruta 4 en 9 de Abril, donde está instalada la planta, en un intento de dar visibilidad al conflicto que los viene afectando desde principios de año. De poco sirvieron las negociaciones llevadas a cabo con la empresa: los empleados hasta habían ofrecido una rebaja en sus salarios para evitar los despidos. La empresa aceptó la oferta en su momento, pero el desenlace conocido ayer desmiente su voluntad de solución.

LEER MÁS: Empresa que produce calzado para Adidas despidió 30 trabajadores

"Esto es una conmoción para nuestra comunidad", sostuvo Gray en una entrevista con Gustavo Sylvestre en Radio 10. La importación de zapatillas aumentó de forma sideral durante el gobierno de Mauricio Macri. De acuerdo a un informe de Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado (UTILCRA), en los primeros tres meses del año ingresaron al país casi cinco millones de pares de calzado.

Embed

Entre enero, febrero y marzo llegaron 4.966.217 pares de calzado, es decir 1.566.711 pares más que aquellos que ingresaron durante el mismo período en 2016, lo que equivale a un aumento del 46 por ciento.

Embed

“Nos preocupa mucho porque no hay empleo y es verdaderamente angustiante saber que un padre de familia se fueron a dormir con una carta de despido en la mano”, afirmó Gray, intendente de una localidad también golpeada por los despidos en la empresa Cresta Roja.

El impacto de las importaciones afecta a poblaciones que crecieron por la instalación de fábricas de zapatillas como ocurrió en las ciudades riojanas de Sanagasta, Chilecito y Chamical.

LEER MÁS: Por la apertura de importaciones, Puma despidió a 160 empleados

En esta nota