Por primera vez tras el enojo de las bases, uno de los popes de la CGT le puso una fecha concreta a un eventual paro general y desestimó que haya algo que hablar con el Gobierno, pese a los contactos entre Jorge Triaca y la cúpula sindical para evitar la medida de fuerza.

En un fuerte cruce con Roberto Navarro, el titular del gremio de Combustibles, Carlos Acuña, evaluó que en su opinión, el paro nacional debería realizarse "el 31 de marzo, que es viernes, o el lunes siguiente", que es 3 de abril.

Acuña, que representa al sector ligado a Luis Barrionuevo en el triunvirato cegetista, retrucó a las críticas luego de los incidentes ocurridos ayer por no haber puesto fecha definitiva a la medida de fuerza. "La marcha no era para ponerle fecha al paro, tampoco para hacer los desmanes que se hicieron", enfatizó.

Embed

Consultado por los motivos por los cuales sigue la demora, Acuña explicó: "Esto (del plan de lucha) se dijo siempre, que en abril está el paro por 24 horas (pero) lo decide el Consejo Directivo. Detrás de esto está la opinión de cada sindicato y sus afiliados". Además, agregó: "Tengo la responsabilidad de cuidar la paz social".

Asimismo, deslizó que no cree que "vaya a cambiar nada, entonces vamos a un paro por 24 horas".