La Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo presentó de forma oficial a la nieta 126, hija de Violeta Ortonalli y de Edgardo Garnier, militantes de Montoneros que fueron desaparecidos entre 1976 y 1977 en la última dictadura cívico y militar.

La presentación se llevó a cabo este mediodía en una conferencia de prensa que presidió la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, junto a la nieta recuperada y a familiares maternos y paternos de la joven.

“Edgardo nació el 7 de agosto de 1955 en Concepción del Uruguay en Entre Ríos, de niños era muy ingenioso. Era un excelente alumno. Era hincha de Independiente, juicioso y callado. Se mudó a la plata para estudiar ingeniera electromecánica. Los dos militaron en la FAEP y en la JP y formaron parte de Montoneros. Durante sus estudios y militancia vivieron en Ensenada en la misma casa con compañeros”, relató Carlotto en referencia a una breve biografía de los dos desapreacidos.

LEÉ MÁS: Abuelas anunció la restitución de la nieta 126

Y agregó: “Se casaron el 7 de agosto de 1976 en una sencilla ceremonia religiosa realizada en Bolivar. Violeta estaba embarazada de tres meses” y confesó que “ella pensaba llamar a su bebe Vanesa si era una nena o Marcos o Martín si era un varón”.

Señaló que “Violeta fue secuestra el 14 de diciembre de 1976 en La Plata con un embarazo de ocho meses” al enterarse de la situación “Edgardo busco por cielo y tierra a su mujer. Volvió a Entre Ríos y emprendió el regreso cerca de la fecha del parto”. “Se despidió de su familia diciendo que iba a buscar a su hijo y al poco tiempo el 8 de febrero, él también fue secuestrado”, relató Carlotto.

“Vamos quedando pocas abuelas, hace pocos días tuvimos la tristeza de despedir a dos grandes compañeras que no pudieron lograr el ansiado encuentro con sus nietos. Con urgencia y el tiempo que corre, volvemos hacer un llamado a la sociedad para que nos ayude en esta búsqueda que lleva 40 años”, bregó la referente de Abuelas e hizo un nuevo llamado a todos aquellos que tengan dudas sobre su identidad se acerquen a la Asociación de Abuelas de Plaza de Mayo.