El titular de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales, Guillermo Badino, quien meses atrás afirmó que las personas con síndrome de down "podían trabajar y tener la Asignación Universal por Hijo" fue echado por el Gobierno, y el área que manejaba será disuelta y para quedar bajo el mando de la vicepresidenta Gabriela Michetti.

Badino había quitado las pensiones a discapacitados, en un recorte que había alcanzado a 70 mil beneficiarios, por lo que la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, revirtió la medida ante las repercusiones de la decisión.

Este funcionario justificó la medida al señalar: "Dimos de baja pensiones a personas que no son inválidos totales y permanentes, sino que tienen cierto grado de discapacidad".

LEER MÁS: El Gobierno ya dejó a 83 mil personas sin pensión

"Una persona con síndrome de down no es sujeto de derecho de esta pensión. Puede trabajar si lo deseara, quizás le pueda caber la asignación universal por hijo", remarcó.

Michetti es la encargada de liderar, por instrucción del presidente Mauricio Macri, el Plan Nacional de Discapacidad.

Según trascendió, la idea es juntar las más de un millón de pensiones por invalidez que se otorgan junto a todas las medidas para el sector, bajo una sola jefa.

LEER MÁS: El Gobierno justificó la quita de pensiones por discapacidad porque "pueden trabajar"