La Cámara de Diputados aprobó este jueves por amplia mayoría y convirtió en ley el proyecto que establece la obligatoriedad de los debates entre candidatos presidenciales. La iniciativa, que recibió 152 votos positivos, 38 negativos y una abstención, fue rechazada por el Frente para la Victoria, que se quejó porque el proyecto fue tratado en el recinto sobre tablas "a libro cerrado" sin tener dictamen de comisión.

La ley obliga a los candidatos presidenciales que hayan superado las PASO a presentarse a un debate público, la normativa estipula que dicho encuentro sea televisado y se realice entre 20 y 7 días antes de la elección general. Además, incorpora la obligatoriedad de un debate adicional antes del balotaje, en caso de que la elección no quede resuelta tras los comicios generales y se necesite una definición en esa instancia. En este caso, el debate deberá realizarse 10 días antes de la fecha de la segunda vuelta.

La iniciativa modifica el Código Electoral Nacional y establece que estarán obligados a debatir públicamente "todos los candidatos cuyas agrupaciones políticas superen el piso de votos establecido para las elecciones primarias abiertas".

Para ello, los candidatos que no cumplan con esa obligación "serán sancionados con el no otorgamiento de espacios de publicidad audiovisual" para la campaña. Se establece además que la Cámara Nacional Electoral, designada como la autoridad de aplicación de la norma, convocará a los candidatos elegidos en las primarias, cinco días después de su proclamación, a fin de determinar su voluntad de participación en el debate.

El mismo tribunal, con asesoramiento de organizaciones del ámbito académico y de la sociedad civil, convocará a los candidatos o representantes de los partidos a una audiencia en la que se acordará el reglamento, los moderadores y los temas para los debates. Los debates presidenciales serán transmitidos en directo por todos los medios pertenecientes a Radio y Televisión Argentina Sociedad del Estado (R.T.A. S.E), agrega el proyecto.

El diputado del FpV-PJ Juan Carlos Díaz Roig propuso incorporar un artículo para establecer penas a aquellos candidatos que no cumplieran con las "promesas de campaña" asumidas en sus plataformas electorales a través de una declaración jurada ante la Cámara Nacional Electoral. pero su propuesta fue rechazada. . Caliente cruce entre Bossio y La Cámpora .

El diputado del bloque Justicialista explotó contra la agrupación liderada por Máximo Kirchner luego de que la camporista Mayra Mendoza pidiera que los legisladores nacionales se comprometan a "la firma de un compromiso ciudadano" para "evitar que algunos diputados especuladores traicionen la plataforma que los llevó a estar sentados en una banca".

"Un ejemplo concreto de esto es Diego Bossio, que traicionó a sus votantes", lanzó sin medias tintas. El ataque de Mendoza desató la iracunda reacción de Bossio, quien profundamente desencajado por el agravio, acusó a La Cámpora de "hacer perder al peronismo" y de haber puesto "palos en la rueda" contra "el candidato del PJ", Daniel Scioli. "¡Ustedes son los que hicieron perder al peronismo y se tienen que hacer cargo de la derrota!", estalló el exdirector de ANSES del kirchnerismo, y agregó: "La peor metodología de la política argentina la representa La Cámpora".

Aseguró que "los verdaderos responsables y los padres de la derrota, que no se animan a hacer autocrítica ni tienen la suficiente responsabilidad de decir las cosas como son, son los que vienen a plantearnos un manto de autoridad moral". Y tildó de "hipócritas" a aquellos que "15 días antes" de las elecciones "les tuvieron que decir que salgan a militar porque lo único que hacían era poner palos en la rueda al candidato del PJ". "Decían que había un 4% de pobreza cuando sabíamos que el 30 por ciento de nuestros compatriotas no tenían trabajo y no estaban en blanco", disparó.

En esta nota