En su primera reunión de Gabinete, luego de la marcha del sábado a favor e su gobierno, el presidente Mauricio Maccri instó a sus ministros a redoblar esfuerzos para "ir a fondo". Según el jefe de Estado "el mandato de la gente es que hagamos las cosas que son incómodas. Lo que nos están diciendo es que no aflojemos”.

Macri analizó la medida de fuerza y cuestionó el método, tal como lo hizo en público el lunes durante un acto con la construcción. "Estamos condenados a los enfrentamientos", dijeron al diario La Nación desde la Casa Rosada

"No vinimos acá para quedar bien, sino a llevar adelante las decisiones y las peleas que hay que dar para hacer lo que tenemos que hacer", les dijo el jefe de Estado a sus ministros, y luego los instruyó a "ir a fondo", según confiaron al matutino.

Pero al hacer un balance de la marcha del #1A, sostuvo que "el mandato de la gente es que hagamos las cosas que son incómodas. Lo que nos están diciendo es que no aflojemos”.

En ese sentido, instó a los funcionarios alzando la voz -según cuenta Clarín- a enfrentar a los sectores sindicales, empresarios y políticos que quieran trabajar para desestabilizarlo. Lo dijo con una definición fuerte: “O los mafiosos van presos o nos voltean”.

Y si bien no dio nombres, todos los presentes entendían de qué y de quiénes hablaba, sobre todo, a horas del primer paro nacional que sufrirá su administración.

Además, durante la reunión de Gabinete, ordenó que no haya piquetes mañana en la Ciudad y que se garantice la libre circulación.

"Debemos garantizar la libre circulación en las calles el día del paro para todos aquellos que quieran y puedan ir a trabajar por sus propios medios. En esto no vamos a aflojar", contó uno de los presentes sobre lo expuesto por Macri.

El Gobierno tiene información de que en el paro de mañana habrá cortes de accesos a la Capital a manos de agrupaciones de izquierda, aunque ningún gremio alentó este tipo de protestas. Frente a este panorama, el Ministerio de Seguridad reforzará todas los accesos a la Capital como la Panamericana, el puente Saavedra, el Puente Pueyrredón, el Puente Alsina. Así, habrá en esos centros clave de la ciudad mayor presencia de la policía Federal y de la Gendarmería.