El juicio por la represión en la Sala Alberdi del Centro Cultural San Martín llevará esta semana al banquillo de los acusados a tres policías de la Metropolitana que fueron los presuntos perpetradores de los disparos de bala de plomo contra tres personas.

En la noche del 13 de marzo de 2013, la Policía Metropolitana disparó balas de goma y de plomo que impactaron sobre las personas que reclamaban que la Sala continúe siendo pública y sigan los talleres gratuitos que se dictaban en el lugar.

Los heridos con balas de plomo fueron los dos comunicadores de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) Germán Dario De Los Santos (del colectivo DTL) y Esteban Ruffa (fotógrafo de la Agencia ANRed). Además fue baleada una manifestante.

"La bala me quedó alojada en el hueso y me dijeron que no podían sacarla, porque corría riesgo. Me dijeron que si la bala ingresaba dos centímetros a la izquierda era probable que me muriera desangrado", contó Ruffa en una entrevista con RNMA.

"A mí me atravesó una bala de plomo en la pierna. Tenía orificio de entrada y de salida. En esa zona está el hueso, la arteria femoral y están los genitales. Fue una fortuna que no me haya desangrado", afirmó De Los Santos.

Embed