La repudiable detención de una pareja lesbiana por parte de la Policía Metropolitana por besarse en una estación de subte despertó el repudio generalizado de la sociedad en las redes sociales y se comenzó a cuestionar cómo en pleno siglo XXII y con un debate sobre la homosexualidad que parecía estar saldado, se sigue persiguiendo la libertad de género.

LEÉ MÁS: Repudiable: La policía de la Ciudad detuvo a una pareja de lesbianas por besarse

En este marco, es necesario recordar que el 18 e enero de 1997 el periodista Pablo Rosendo González entrevistó para Página 12 de forma exclusiva en Punta del Este al ahora presidente de la Nación, Mauricio Macri, que en ese momento se desarrollaba como presidente de Boca Jr.

Embed

El primer mandatario fue categórico sobre la posibilidad de incorporar a un jugador jugador homosexual en el plantel boquense.

"No se me ha presentado la situación. Es una situación complicada", reparó Macri ante la pregunta del periodista y disparó: "Es una enfermedad, no es una persona ciento por ciento sana. Para aceptarla en el equipo tendría que ser una persona más respetuosa de los demás, muy ubicada".

Ante la respuesta del presidente, González le repreguntó si “realmente cree que es una enfermedad” , a lo cual, Macri reafirmó: “Si, por supuesto. Es una desviación”.

Embed

“Pero la OMS no la incluye en su listado”, le replicó el periodista y el presidente reiteró que “es una desviación no deseada”.

“¿Que quier que le haga? Yo le tengo que decir lo que pienso. ¿Y que voy a pensar? ¿Que lo que hacen es bárbaro? ¿Usted festejaría que su hijo fuera homosexual? ¿Por qué nos vamos a juntar con un hombre? Está bien que es más cómodo, se puede ir a jugar al tenis y después ir a ... Todo con el mismo tiempo, ¡Por favor!”, se escudó el presidente ante su clara postura discriminatoria.